El bozal personalizado
/

Tecnología Le Muselet Valentin disponible en Vintacap

En un principio, el bozal se creó para responder a las exigencias técnicas del envasado del champagne, cuyos tapones de corcho saltaban bajo la presión del gas carbónico contenido en las botellas. En 1844, Adolphe Jacquesson (comercializador de la región de Champagne) presentó una patente consistente en intercalar una placa de hojalata entre el tapón y la cuerda de cáñamo. El bozal evolucionaría a lo largo del siglo XX para cumplir cada vez mejor su función de sujeción del tapón. Fue en los años 60, con el auge de las grandes Maisons de Champagne y las primeras máquinas automáticas, cuando hizo su aparición el bozal tal y como lo conocemos en la actualidad.

 

Hoy en día el bozal se ha convertido en un verdadero objeto de colección para los aficionados y en un importante soporte de comunicación para las marcas. Fabricados a medida, los bozales se personalizan mediante diversas técnicas de impresión (tampografía, offset, digital), alambre de color, estampación… lo que los convierte en productos únicos e identitarios.

 

Vintacap propone también bozales estándares. Adaptabilidad, Reactividad e Innovación son las virtudes que ponemos al servicio de nuestros clientes para crear un bozal a su imagen.

 

www.lemuseletvalentin.com